Nuevo marco de responsabilidad empresarial

Nuevo marco de responsabilidad empresarial

Desde 1 de julio de 2015 es de aplicación la reforma del Código Penal (L.O. 1/2015), que hace necesario que las empresas adopten e implanten un modelo de prevención de delitos como requisito para poder evitar posibles responsabilidades penales de la empresa, los administradores y los directivos.

Por todo ello, para los ejercicios cerrados con posteridad a dicha fecha y, en particular,  para el cerrado a 31 de diciembre de 2015, los administradores deberán asegurar la debida acreditación y documentación de sus responsabilidades para evitar la responsabilidad penal y patrimonial a nivel personal y de la empresa. 

Estos deberes formales requieren la elaboración de un Modelo de Prevención de Delitos, adaptado a la actividad y estructura organizativa del concesionario, y acreditar formalmente los deberes y responsabilidades de los administradores y directivos.

Queremos destacar que el nuevo marco de responsabilidad exige un deber de control y vigilancia por parte de la entidad y de sus administradores. Por todo ello, actualmente y ante cualquier proceso de investigación penal en la empresa, será necesario acreditar este deber.  Recientemente se ha podido ver cómo en los últimos procesos penales mediáticos de empresa en España, tales como el caso Volkswagen, Air Europa, Convergencia y Proveedores, Fútbol Club Barcelona, se ha requerido e imputado posible responsabilidad a las empresas y a sus administradores / altos ejecutivos.

¿Qué consideraciones han de tener en cuenta los concesionarios de automoción?

La actividad de los Concesionarios de Automoción requiere un proyecto adaptado y personalizado a sus particularidades y a los riesgos específicos de la actividad comercial, de taller y de vehículos usados. 

Adicionalmente, es especialmente crítico definir y aportar elementos de protección jurídica para las posibles responsabilidades indirectas generadas por los proveedores del concesionario; en especial, por los Fabricantes / Marca y por las entidades de financiación de vehículos. 

Para los concesionarios esta medida de prevención es crítica, puesto que la relación final con el cliente y la formalización de la venta del vehículo legalmente la efectúa el concesionario. Por todo ello, deberá incorporar elementos de prevención y protección jurídica por posibles delitos realizados por otros para evitar el “contagio” de la responsabilidad penal.

Asimismo, en algunos concesionarios que disponen de diferentes sociedades y, en algunos casos alguna sociedad “holding” o patrimonial, igualmente deberá analizarse los elementos de defensa y prevención para proteger las posibles responsabilidades del conjunto de sociedades y en particular de la patrimonial del grupo y de sus administradores.

¿Qué implicaciones tiene en la actividad?

En cuanto a las implicaciones en la operativa del concesionario, el nuevo marco de responsabilidad penal hace necesario que los concesionarios incorporen elementos de control y prueba en cuanto a la gestión de la financiación, los cobros en efectivo, las facturas y cargos a empresas.

Asimismo, recordamos que, como cualquier empresa, los concesionarios deberán de realizar y acreditar formalmente a nivel de empresa y administradores la implementación y comunicación a nivel interno del Programa y medidas de prevención de delitos que el Código Penal establece como requisito para evitar posibles responsabilidades penales, en aquellos tipos delictuales que son de aplicación a  las empresas.
Dada la actual situación y los procesos penales abiertos en este nuevo marco normativo a nivel general y, en particular, en el sector de automoción, es necesario adoptar medidas urgentes por parte de los concesionarios, todo ello reforzado por la alta importancia y responsabilidad en realizar y acreditar para este 2015 estos nuevos deberes y obligaciones  tanto por las empresas de los concesionarios como por los administradores y accionistas de las mismas para prevenir la responsabilidad y proteger el patrimonio empresarial y personal.

Por todo ello, Grupo Proassa ha alcanzado un acuerdo con Apemar, Servicios Profesionales para Redes, S.L. partner de Bonet Consulting, firma líder a nivel institucional y operativo en esta materia, que ha confeccionado un programa soporte específico enfocado a la actividad de los concesionarios. Si quiere informarse sobre las condiciones puede contactar con grupoproassa@grupoproassa.com.

Utilizamos cookies propias y de terceros para hacer estadísticas del comportamiento de los usuarios en este sitios web y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí | OK