El tribunal supremo anula la obligación de registrar la jornada de trabajo ordinaria a tiempo completo

Ignacio Sampere – BDO Abogados para Proassa Magazine

Del concesionario al club de fans

En los primeros días de este mes de Abril sorprendió a todos los especialistas en derecho laboral la publicación de la sentencia dictada, con fecha 23 Marzo 2017, por la Sala de lo Social del Tribunal Supremo que anula la obligación generalizada para las empresas de llevar un registro diario de la jornada ordinaria de sus trabajadores contratados a tiempo completo.  El Tribunal Supremo fundamenta este fallo en la inexistencia en el Estatuto de los Trabajadores, ni en ninguna otra norma, de la obligación de control de la jornada de trabajo ordinaria si el trabajador, a tiempo completo, no realiza horas extras.  Desde el punto de vista práctico, esta sentencia, que revoca la dictada por la Audiencia Nacional en Diciembre de 2015 (caso Bankia), supone evidentemente una buena noticia para las empresas que operan en España al verse liberadas de la rigidez y dificultad práctica que supone controlar las horas de trabajo en un mercado laboral que prima la flexibilidad horaria y en el que muchos trabajadores prestan sus servicios con jornadas muy variables o incluso fuera del centro de trabajo.
 
Así por tanto, esta sentencia comporta un duro golpe contra la campaña que a nivel nacional, inició la Inspección de Trabajo a principios de 2016, para obligar a las empresas a llevar un registro diario de todas las jornadas de trabajo a tiempo completo aunque los trabajadores no realizasen horas extras. Por tanto, no existe fundamento legal que permita a la Inspección de trabajo sancionar a las empresas que incumplan la Instrucción 3 /2016 dictada por la Inspección de Trabajo. Aquellas empresas que se encuentren en procesos de impugnación de actas de infracción, impuestas por la Inspección de Trabajo a lo largo de 2016 en materia de registro de la jornada ordinaria a tiempo completo, pueden solicitar la revocación de dichas actas en el trámite judicial.
 
Haciéndose eco de esta sentencia, parte de la prensa nacional ha concluido, muy rápidamente, que “ha desaparecido el control horario de los trabajadores”.  Sin embargo, hemos de advertir que dicha conclusión no es correcta por cuanto la misma sentencia del Tribunal Supremo de 23 Marzo 2017, concluye que sigue siendo plenamente exigible, la obligación legal de registrar diariamente todas las horas extras, que en su caso se realicen, según establece el art. 35 nº 5 del Estatuto de Los Trabajadores. 
 
También nos confirma, por vía indirecta, la citada sentencia del Tribunal Supremo que sigue siendo plenamente exigible la obligación de la empresa de llevar un registro diario de la jornada de todos los trabajadores que, en su caso, presten sus servicios bajo la modalidad de contrato a tiempo parcial. Este mandato legal viene establecido en el art. 12 nº 5 letra h) del Estatuto de los Trabajadores, artículo que es citado por la sentencia del Tribunal Supremo de fecha 23 Marzo 2017, como especialidad legal que precisamente no es de aplicación al “caso Bankia”, en el que se debatía exclusivamente el control de las jornadas a tiempo completo, que son las únicas en las que los empleados pueden realizar horas extras.
 
En este punto hemos de señalar que la sentencia del Tribunal Supremo no altera en modo alguno la vigente prohibición legal de que los trabajadores a tiempo parcial realicen horas extras, debiendo las horas en exceso sobre la jornada a tiempo parcial someterse a todas las exigencias legales de las “horas complementarias”, incluida la obligación legal de conservar durante cuatro años los resúmenes mensuales de los registro de jornada de los empleados contratados a tiempo parcial (debiendo constar la conformidad expresa de cada uno de los empleados a tiempo parcial  afectados).
 
En conclusión, el Tribunal Supremo libera a las empresa de registrar la jornada ordinaria de los empleados contratados a jornada completa, pero mantiene la obligación del registro diario de las horas extras, sólo cuando éstas se realicen. La citada sentencia mantiene plenamente en vigor el control diario de la jornada de todos los trabajadores contratados a tiempo parcial.
 
Ignacio Sampere;  BDO Abogados

Utilizamos cookies propias y de terceros para hacer estadísticas del comportamiento de los usuarios en este sitios web y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí | OK