Información corporativa

Servicio de mantenimiento de equipos de taller

¿Imaginas poder tener un único contrato de mantenimiento y asistencia técnica de todos tus equipos de taller, sean de la marca que sea, adaptado a sus necesidades y centralizado en una única empresa?

Servicio de mantenimiento de equipos de taller

Nuestro servicio de mantenimiento de equipos de taller ofrece:

  • Mantener tus equipos en óptimas condiciones de servicio atendidos por los servicios técnicos oficiales de cada fabricante.
  • Reparar ese puente de lavado, compresor, o cabina de pinturas que se ha averiado.
  • Suministrar los filtros para tus cabinas de pintura a un precio sin competencia.
  • Realizar una consultoría del estado legal y funcionamiento de los equipos de taller, mediante un completo informe con recomendaciones, que permite adoptar las decisiones correspondientes para el cumplimiento de las normas de seguridad y medio ambientales específicas de su CC.AA. y la prevención de riesgos laborales de tus empleados.
  • Calibrar tus equipos de medida.
  • Asesorarte en la compra de ese equipo de taller que necesitas, proponiéndo el que mejor se adapte a tu necesidad, con garantía de calidad, asistencia y precio.
  • Traslado de equipos en taller y traslado completo de talleres.

Accede a un modelo de informe de consultoría del equipamiento de un taller o a un ejemplo de propuesta de mantenimiento de equipos.

Puedes solicitar más información en el teléfono: 91 335 13 02 o por email:raul.barbero@grupoproassa.com 

Nueva perspectiva de la Agencia Española de Protección de Datos sobre el uso del Whatsapp

Pedro Mairata – Aledia Legaltech para Proassa Magazine

En la sociedad actual, el “aquí y ahora” se ha convertido en una exigencia. Los avances en la tecnología son constantes y los usuarios solicitan a las empresas un nivel de adaptación acorde a la velocidad de estos cambios.

Por ello, aunque las llamadas telefónicas y los envíos de correo electrónico siguen siendo importantes, el contacto a través de mensajería instantánea se ha convertido en un pilar fundamental en las relaciones de la empresa con sus clientes, empleados y proveedores, sin embargo, surge la siguiente duda, ¿es legítima esta forma de comunicación?

Desde la entrada en aplicación del Reglamento General de Protección de Datos (en adelante, El Reglamento o RGPD), las consultas legales sobre la viabilidad del uso de aplicaciones de mensajería instantánea, más concretamente Whatsapp, no han hecho más que incrementarse. Los departamentos enfocados a la comercialización de productos y aquellos dedicados al marketing solicitan a sus directivos la utilización de estas aplicaciones para acelerar y personalizar las comunicaciones con los clientes, empleados y proveedores que, por el contrario, si se hicieran a través del convencional correo electrónico, no conseguirían sus objetivos, debido a la gran cantidad de “spams” y amenazas que se reciben a diario a través de esta vía.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha cambiado su perspectiva respecto a la utilización de aplicaciones de mensajería instantánea por parte de las empresas. Mientras que, años atrás, se mostraba reacia a su uso, este año ha publicado una resolución dentro del procedimiento Nº E/01824/2019 en el que una prestigiosa empresa del sector de las telecomunicaciones fue denunciada al intentar comunicarse a través de WhatsApp con un cliente sin haber sido autorizada previamente y a pesar de que este había advertido a la entidad de que no utilizará dicho sistema.

Sin embargo, la AEPD, en los fundamentos de Derecho de la nombrada resolución estipula lo siguiente:

En el presente caso, se ha recibido en esta Agencia la reclamación presentada por D. A.A.A. contra “Empresa de telecomunicaciones”, por una presunta vulneración del artículo 6.1 b) del RGPD licitud del tratamiento.

En concreto se denuncia en que “Empresa de telecomunicaciones” se comunica con el reclamante a través de WhatsApp, procedimiento que no tiene autorizado expresamente.

Pues bien, el artículo 6.1.b) del RGPD dispone que el tratamiento es lícito cuando es necesario para la ejecución de un contrato en el que el interesado es parte o para la aplicación a petición de este de medidas precontractuales. Es por lo que el dato del teléfono se utiliza dentro de la relación contractual.

Dado que en el presente supuesto la actuación de la entidad reclamada se encuadra en el apartado b) del presente artículo, no existe vulneración en la materia de protección de datos.

Por este motivo, la Directora de la Agencia Española de Protección de Datos acuerda el archivo de estas actuaciones, al haberse resuelto la reclamación presentada.

 

Hasta ahora, se había entendido que la única base de legitimación posible para la utilización de mensajería instantánea con clientes, proveedores o empleados era el consentimiento, sin embargo, tras esta resolución de la AEPD, se deja claro que se puede aplicar cualquiera de las bases de legitimación descritas en el artículo sexto del RGPD, que son las siguientes:

“a) el interesado dio su consentimiento para el tratamiento de sus datos personales para uno o varios fines específicos;

b) el tratamiento es necesario para la ejecución de un contrato en el que el interesado es parte o para la aplicación a petición de este de medidas precontractuales;

c) el tratamiento es necesario para el cumplimiento de una obligación legal aplicable al responsable del tratamiento;

d) el tratamiento es necesario para proteger intereses vitales del interesado o de otra persona física;

e) el tratamiento es necesario para el cumplimiento de una misión realizada en interés público o en el ejercicio de poderes públicos conferidos al responsable del tratamiento;

f) el tratamiento es necesario para la satisfacción de intereses legítimos perseguidos por el responsable del tratamiento o por un tercero, siempre que sobre dichos intereses no prevalezcan los intereses o los derechos y libertades fundamentales del interesado que requieran la protección de datos personales, en particular cuando el interesado sea un niño.”

 

Por lo tanto, siguiendo con la opinión de la AEPD, el consentimiento no es la única base de legitimación válida para la comunicación de las empresas con sus clientes, proveedores y empleados. Entonces, ¿qué debemos tener en cuenta como empresa a la hora de comunicarnos mediante una aplicación de mensajería instantánea?

En primer lugar, y en conformidad con lo dispuesto anteriormente, debemos tener clara la base de legitimación que corresponde en cada tratamiento.

También será necesario por parte de la empresa cumplir con el deber de información regulado en el artículo 13 RGPD, donde se establece que el responsable del tratamiento deberá informar al interesado sobre su identidad, los fines del tratamiento a los cuales son destinados los datos personales y la base jurídica en la que se apoye, entre otros datos necesarios, para cumplir con el mencionado deber.

Además de todo lo dicho anteriormente, la empresa debe cumplir con lo siguiente:

  • Crear y notificar unas políticas en materia de protección de datos, mediante las cuales se den instrucciones claras a los colaboradores y trabajadores de la empresa sobre el uso de las aplicaciones de mensajería instantánea.
  • Realizar un inventario de activos, mediante el cual se registren todos aquellos dispositivos y tarjetas SIM.
  • Instalar solo aplicaciones de mensajería instantánea que proporcionen un contrato de encargado del tratamiento que dé cumplimiento a los requisitos del artículo 28 del RGPD, como por ejemplo WhatsApp Business, la cual ajusta sus condiciones a lo dispuesto por la normativa.
  • Evitar aplicaciones desde las que el tratamiento de los datos se realice en países que no tengan un nivel de protección equiparable al de Europa. WhatsApp por ejemplo, tiene su sede en Estados Unidos, por ello, tal y como ya he mencionado, es preferible la utilización de WhatsApp Business, cuya sede se encuentra ubicada en Irlanda y, por lo tanto, aplica El Reglamento, asegurándose la empresa responsable del tratamiento de que la empresa encargada se rige por la misma normativa. 

Desde Aledia LegalTech, recomendamos que, independientemente de la resolución de la AEPD antes comentada, las empresas den cumplimiento al deber de responsabilidad proactiva mediante una correcta evaluación de los riesgos que corren los datos al utilizar cualquier sistema de mensajería instantánea,  posteriormente analice los resultados y minimice los riesgos a través de la implantación de las medidas técnicas y organizativas, evitando no solo brechas de seguridad, sino el consiguiente daño reputacional que, desde nuestro punto de vista, es uno de los riesgos más importantes que se corren.

¿Control horario de la jornada? Conoce Ocean Software.

El sistema de control de horarios, es una aplicación web que permite conocer el cumplimiento de los horarios laborales, planificar ausencias y vacaciones, dando a su vez cumplimiento al control diario de la jornada de trabajo requerido en el Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo que será de aplicación a partir del próximo 12 de mayo.

Entre sus beneficios para la empresa destacan:

  • Eliminación de los retrasos y ausencias reiteradas.
  • Reducción de las horas improductivas.
  • Establecimiento de normas de comportamiento y cese de malas prácticas.
  • Aumento del compromiso y la productividad

¿Cómo funciona? 

La aplicación es accesible desde cualquier dispositivo y lugar posibilitando la gestión de los empleados y las incidencias, así como de los horarios de forma sencilla, permitiendo a su vez la obtención de informes en formatos pdf y Excel. Puede acceder a más información sobre la herramienta.

Control de presencia y accesos.

Si desea ampliar información o está interesado en este servicio puedes contactar con nosotros (Marta Mantecón marta.mantecon@grupoproassa.com - Tlf: 91 335 13 02)

Control horario

Seminario: Brechas de seguridad, registro de jornada diaria y datos biométricos

Sara Mora - Aledia Legaltech para Proassa Magazine

Brechas de seguridad, registro de jornada diaria y datos biométricos

La entrada en vigor del Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, introdujo importantes novedades en la legislación laboral. Una de las más importantes y que mayores incertidumbres está creando es la obligación del registro de la jornada diaria que las empresas tienen que implantar de manera efectiva a partir del próximo domingo 12 de mayo de 2019.

Entre las muchas dudas que han surgido se encuentra la decisión sobre qué mecanismo de control implantar, especialmente si el mismo conlleva la utilización de datos biométricos (como, por ejemplo, la huella dactilar).

En relación con el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo, se alza la duda sobre cómo solicitar a los empleados el uso de sus datos biométricos con la finalidad del control empresarial, sin poner en riesgo su derecho a la intimidad y cumpliendo rigurosamente la normativa tanto de protección de datos como en materia laboral.

Estas y otras dudas que surgen sobre el control de diario de la jornada y sobre cómo evitar brechas de seguridad podrás despejarlas en el seminario gratuito que realizará Aledia Legaltech, colaborador de Grupo Proassa.

Fecha: 22 de Mayo de 2019

Horario: de 10:00 a 13:00 h

Lugar: Sala de conferencias de Centro Universitario Villanueva en la C/ de la Costa Brava nº 6 – edificio B en Madrid.

 

Seminario

Cómo estar preparado ante una brecha de seguridad en materia de protección de datos

Cómo estar preparado ante una brecha de seguridad en materia de protección de datos

Las brechas de seguridad en materia de protección de datos son incidentes de seguridad que afectan al dato en cuanto a su integridad, confidencialidad, disponibilidad y/o resiliencia, y que pueden ocasionar su destrucción, pérdida o alteración accidental o ilícita. 

Es importante tener en cuenta dos cuestiones a la hora de evaluar las amenazas que deben afrontar las empresas: primero, que todas las brechas de datos personales son incidentes de seguridad, pero no todos los incidentes de seguridad son brechas de datos personales; para que se consideren brechas de seguridad en materia de protección de datos debe verse comprometida información que afecte a personas físicas identificadas o identificables. Y segundo, que los incidentes de seguridad pueden afectar a tratamientos de datos automatizados o no automatizados (por ejemplo, archivos en papel).

Las empresas, una vez evalúen el catálogo de amenazas que corren sus datos, deben intentar minimizarlas, mediante la implantación de medidas de seguridad. Un ejemplo es prevenir los accesos no autorizados a información de la organización y a los recursos del tratamiento.

Asimismo, las empresas deben crear un plan de contingencias o de incidentes de seguridad, el cual debe estar debidamente documentado, aprobado por la dirección de la empresa, publicado y comunicado a los empleados y partes externas relevantes, como, por ejemplo, los proveedores.

Se deben establecer responsabilidades y procedimientos de gestión para garantizar una respuesta rápida, efectiva y adecuada a las brechas de seguridad.

Nuestra recomendación es crear un procedimiento sencillo dividido en diferentes fases, en atención a la organización de la empresa y a sus acuerdos de corresponsabilidad con otros responsables del tratamiento, en el que se contemple que un empleado que no tenga ningún conocimiento técnico pueda alertar a la persona correcta sobre una posible vulneración de seguridad; esa información pueda ser debidamente analizada y gestionada y, en menos de 72 horas, tener la capacidad para decidir si se comunica o no la brecha de seguridad a la Agencia Española de Protección de Datos (en adelante AEPD) y a los interesados.

A continuación, un procedimiento sencillo que ponemos a consideración de las empresas, dividido en cuatro fases:

Fase 1: Notificación interna.

Se debe notificar a todos los empleados o parte externa del proceso de gestión de los datos que, en el momento que detecte alguna anomalía en los sistemas, soportes o equipos informáticos, en los ficheros y/o en los datos contenidos en los mismos, deberá ponerlo en conocimiento inmediato de una persona en concreto o departamento.

La comunicación a esa persona o departamento debe realizarse a través de los canales de gestión adecuados, para ello, es indispensable que previamente se haya evaluado cuál es el medio más rápido y fiable.

La persona que notifique la posible vulneración de datos debe facilitar toda la información que tenga al respecto, con la finalidad de abrir una incidencia en el registro que tenga habilitado la empresa con ese fin.

Fase 2: Gestión interna y análisis.

La persona o departamento designado por la empresa debe recopilar y analizar la información proporcionada, valorar si existe una brecha de seguridad, clasificarla, investigarla, comunicarla a las partes interesadas de la empresa y poner en marcha un plan de respuesta, así como el estudio y activación de las posibles medidas a adoptar.

Fase 3: Notificación a la AEPD y comunicación a los interesados.

Si se comprueba que existe o existió una brecha de seguridad, y que la misma constituye un riesgo para los derechos y las libertades de las personas físicas, debe notificarse a la autoridad de control que corresponda que, en el caso de las empresas españolas, es la AEPD, en el término de 72 horas contadas a partir de que se tenga conocimiento de la violación de seguridad.  

Si la notificación a la autoridad de control no tiene lugar en el plazo de 72 horas, se puede hacer con posterioridad, indicando de los motivos de la dilación.

Asimismo, si resultara que la brecha de la seguridad entrañase un alto riesgo para los derechos y libertades de las personas afectadas, se les debe comunicar en un lenguaje claro y sencillo la naturaleza de la violación de la seguridad, así como la información que se le notificó a la AEPD.

Fase 4: Registro.

En la hoja de registro de incidencias en la que se consignó la incidencia, debe indicarse si existió brecha de seguridad, cómo se gestionó y si hubo necesidad de notificarlo a la AEPD e interesados.  

El anterior procedimiento no obedece a ningún estándar legal, por lo tanto, son recomendaciones que la empresa puede adoptar en su organización empresarial, lo que sí es obligatorio de conformidad al Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal, que muchas personas creen que esta derogado, pero aún no lo está, es crear un registro de incidencias.

La tarea ahora para las empresas es revisar sus protocolos de gestión de incidencias para comprobar si se adaptan a las exigencias de la normativa vigente en materia de protección de datos, a los estándares seguidos por la empresa que los adapto al Reglamento General de Protección de datos y a los contratos firmados como corresponsables del tratamiento (p.ej: los concesionarios de vehículos con las marcas), todo lo anterior, con la finalidad que, en el supuesto de que exista un brecha de seguridad en la empresa, tengamos las herramientas necesarias para gestionarla y no improvisar, porque el incumplimiento del deber de notificación a la autoridad de protección de datos de una violación de seguridad de los datos personales es una infracción grave, sancionada con multas que van, desde una amonestación, hasta los 20.000.000 de euros como máximo o, tratándose de una empresa, de una cuantía equivalente al 4 % como máximo del volumen de negocio total anual global del ejercicio financiero anterior.

Estudio salarial en la distribución del automóvil

Estudio salarial en la distribución del automóvil

¿Quieres saber cuál es el nivel salarial de un responsable de taller en el sector de la distribución del automóvil? O con mayor precisión, ¿cuál es su nivel en la marca que representas o en tu comunidad autónoma? Descubre cómo.

En Grupo Proassa repetimos nuestra experiencia de 2015, esta vez a petición de Faconauto, y nos encontramos inmersos en la preparación de una nueva edición del “Estudio salarial en la distribución del automóvil”, en el que esperamos contar con la participación de concesionarios de diferentes marcas, comunidades autónomas y variadas estructuras empresariales tanto por volumen de facturación como por número de empleados.

¿Para qué?

Para dar respuesta a la inquietud de muchas empresas por conocer cómo están posicionadas salarialmente sus empresas en comparación con otras en el mercado de referencia del automóvil.

El informe final es un documento de más de 70 páginas, en el que podrás encontrar, al menos 12 variables para cada uno de los 16 puestos analizados que pueden ser comparadas entre sí.

Como concesionario te invitamos a participar. Puedes hacerlo en dos modalidades:

  • Aportando únicamente datos a través de la cumplimentación de este anexo, gracias a lo cual tendrás acceso a un resumen general, similar a los estudios de remuneración, centrado en el sector de la distribución del automóvil.
  • Participando de manera activa contratando el análisis de los datos. Una vez cumplimentados los datos de este anexo, recibirás una asesoría y explotación personalizada. En este caso, puedes conocer “dónde está tu empresa”, tu posicionamiento salarial para cada uno de los 16 puestos analizados respecto a:
    • La totalidad de las empresas analizadas.
    • La comunidad autónoma a la que pertenece tu empresa y con cada una de las comunidades autónomas.  
    • La marca principal que representa tu empresa y con cada una de las otras marcas.
    • La dimensión de tu empresa según facturación y relación con diferentes volumetrías
    • La dimensión de tu empresa según número de empleados y relación con diferentes volumetrías

La nueva obligación de registro de la jornada de trabajo

Ignacio Sampere – BDO Abogados para Proassa Magazine
 
La nueva obligación de registro de la jornada de trabajo
 
El martes 12  marzo 2019, fue publicado en el BOE el Real Decreto-Ley 8/2019 que regula la obligación de registro diario de la jornada de trabajo.  Debido al impacto que tendrá la implantación de esta nueva obligación legal, la misma será exigible a partir del 12 mayo 2019, disponiendo así las empresas de un periodo mínimo de adaptación.
 
El registro diario de las horas de trabajo no es en sí una nueva obligación, por cuanto el registro ya era plenamente exigible, desde principios de 2014, para todos los contratos a tiempo parcial. De hecho, el citado Real Decreto Ley no ha introducido modificación en el control de la jornada de los contratos a tiempo parcial, que sigue en vigor pero complementado con los cambios legales ahora introducidos.
 
Así por tanto, la novedad del registro de la jornada diaria es que, a partir del 12 mayo 2019, cualquier empresa que opere en España, independientemente de su tamaño, y de la modalidad de contratación laboral utilizada, ha de “garantizar el registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada uno de sus trabajadores (…)”
 
La nueva redacción del art. 34 del Estatuto de los Trabajadores (ET) señala que el registro diario de la jornada debe aplicarse “sin perjuicio de la flexibilidad horaria que se establece en el mismo precepto”. En consecuencia, la obligación de dicho registro diario de jornada será igualmente exigible en trabajos que no se presten físicamente en el centro de trabajo de la empresa o con jornada variable a lo largo de la semana o del mes.
 
Consciente de la imposibilidad de que en una única norma se regulen todas las peculiaridades y circunstancias que pueden darse en los horarios y modalidades de prestación de servicios por los trabajadores, el Gobierno se ha limitado a introducir un nuevo apartado en el art. 34 del ET, en el que fija que la  organización y documentación del registro de la jornada diaria se establecerá “Mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores en la empresa, se organizará y documentará este registro de jornada”.   Por tanto, los convenios colectivos sectoriales tendrán un gran protagonismo para concretar dicho marco legal de registro atendiendo a las peculiaridades de cada actividad económica. A nivel de cada empresa, o incluso en cada centro de trabajo, las obligaciones concretas de registro diario de la jornada podrán pactarse con la representación de lo trabajadores (cuando ésta exista), mediante convenio colectivo o acuerdo de empresa. Inevitablemente, ello provocará un periodo transitorio hasta que en los distintos convenios colectivos sectoriales, o en su caso convenio de empresa, se recojan las especialidades del registro de jornada diseñado para los distintos niveles y situaciones de prestación de servicios laborales. Ahora bien, ha de advertirse que, ni la falta de regulación de esta materia en los convenios colectivos sectoriales actuales, o la inexistencia de representación legal de los trabajadores en la empresa, exonera a ésta de garantizar el registro diario de la jornada de trabajo a partir del 12 mayo 2019. En esa fecha se inicia un periodo transitorio difícil por cuanto cada empresa deberá elegir un sistema de registro de jornada, atendiendo a sus peculiaridades. En este punto, ha de señalarse que, con muy buen criterio, este cambio del art. 34 del ET no impone un sistema específico de control diario de la jornada al que queda sometida toda clase de prestación de servicios laborales, pudiendo la empresa elegir cualquier sistema de registro, manual, informático, por control remoto (a través de los teléfonos móviles), sistema de huella dactilar, y otros que cumplan el objetivo de la norma y que se adapte a sus necesidades. Ha de recordarse que la fijación del registro de jornada ha sido habitualmente una facultad organizativa del empresario, precedida de una de consulta a los representantes legales de los trabajadores, cuando dicha representación estuviese constituida.
 
Siguiendo las experiencias de la inspecciones de trabajo del control de la jornada de los contratos a tiempo parcial, las empresas son plenamente libres para elegir el sistema de registro diario de la jornada de cada uno de sus trabajadores siempre que se cumplan, los siguiente requisitos:
  • Debe ser un registro diario y ha de especificar la hora de entrada y salida de cada trabajador.
  • La fiabilidad e invariabilidad de los datos registrados para evitar la manipulación o alteración de los mismos.
  • Debe poder ser inspeccionables en el propio centro de trabajo o en la sede de la empresa.
No serán por tanto ni suficientes ni válidos, la exhibición del horario general de aplicación a la empresa, o cuadrantes de previsión de horarios para cada empleado.
Asimismo, se obliga a la empresa a que conserve los registros diario de jornada de cada uno de sus trabajadores durante cuatro años, debiendo permanecer los mismos a disposición de los trabajadores, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo.
 
Permanece en vigor la obligación de documentar, de forma individualizada por trabajador,  las horas extras que se presten, junto con la compensación de las mismas con descanso (dentro de los cuatro meses siguientes a su realización), o en su caso su retribución para acreditar que las mismas no exceden del límite máximo de 80 horas anuales.
 
Deben las empresas tener presente que el incumplimiento de la obligación de registro de la jornada de trabajo de los empleados será calificado como infracción laboral grave y se sancionará con multa, en su grado mínimo de 626€, y en su grado máximo de 6.250 euros. 
 
Con independencia de consideraciones sobre la oportunidad de este cambio legal, así como las dificultades prácticas de implementar el registro diario de la jornada en  muchas situaciones de prestación de servicios laborales que se dan en la actualidad, es ésta una obligación legal ineludible para la empresa que “ha venido para quedarse”.  Por ello nuestra recomendación es que cada empresa valore las distintas opciones de registro diario de la jornada de trabajo que con menores dificultades se adapten a su sistema de producción y de prestación de servicios. 

Renovación acuerdo Proassa y BBVA Consumer Finance

Renovación acuerdo Proassa y BBVA Consumer Finance

 

Proassa y BBVA Consumer Finance, la unidad del Grupo BBVA especializada en financiación de automóviles, han renovado el acuerdo de colaboración que mantienen dentro del convenio marco firmado entre Faconauto y la entidad financiera para el desarrollo de las redes de concesionarios y con el apoyo de las asociaciones miembros. El acuerdo se orienta a impulsar y promover entre los clientes de Proassa los productos, las soluciones digitales de financiación y los servicios financieros de BBVA, tanto en punto de venta físico, como digital, así como de cara al cliente final.

El acuerdo firmado el pasado 15 de marzo por Juan Cano, director general de Proassa, y Antonio García Olmos, director red automóvil BBVA Consumer Finance en España, cuenta con el compromiso de ambas organizaciones para trabajar de forma coordinada desarrollando una serie de productos y servicios personalizados, competitivos y digitalmente avanzados para las concesiones que permitan que estas puedan mejorar su rentabilidad y procesos, a la vez que proporcionan una mejor experiencia para su cliente final.

Proassa, empresa con 30 años de experiencia en el sector de la distribución del automóvil, presta servicio a más 1400 clientes a través de sus seis áreas de negocios, que incluyen servicios y productos para la automoción, formación, soluciones informáticas y seguros, con 20 profesionales con un amplio conocimiento del sector, dedicados en exclusiva a asesorar y ayudar a los concesionarios en los pequeños retos del día a día.

BBVA consumer finance es la división de financiación al consumo del BBVA, que a pone disposición de las redes de distribución de automóviles una propuesta de valor diferencial dentro del mercado español, y que se basa en un modelo de negocio denominado “Dealer Centric”, que ofrece la gama productos y servicios financieros que el concesionario necesita para realizar toda su actividad empresarial.

Un año más Grupo Proassa acude a su cita con el Congreso de Faconauto

faconauto 2019

Con el lema “Juntos, más fuertes” el XXVIII Congreso de Faconauto & Expo concitó durante los días 11 y 12 de febrero a más de 1400 asistentes en uno de los actos referentes del sector de la distribución del automóvil.

Por 6º año consecutivo Grupo Proassa participó en el evento, en su doble calidad como patrocinador y colaborador en la organización de sus workshops, uno de los ejes centrales del evento enfocado a la capacitación de los concesionarios y la transmisión de conocimiento.

En su 30ª aniversario y bajo el lema “Conduce el cambio”, Grupo Proassa siguió en su línea de innovación ofreciendo información sobre algunos de sus últimos lanzamientos.

  • Waxoyl: un producto que actúa sobre pintura del vehículo como un escudo protector contra las agresiones externas (Rayos UV, lluvia ácida, oxidación, sal para deshielo de carreteras, contaminación, etc…) manteniendo y garantizando la apariencia de vehículo nuevo durante 3 años y 2 año. De reconocido éxito en el mercado europeo y elevada rentabilidad para la concesión, cuenta con una excelente aceptación por parte del cliente final, además de presentar una fácil integración en el ciclo de preparación de un vehículo nuevo o usado.
  • La puesta en marcha de la 9ª Escuela de ventas y la 2ª edición de la Escuela de receptores de taller.
  • Los cargadores eléctricos para el área de taller, exposición de vehículos y parking de la concesión.

Páginas

Utilizamos cookies propias y de terceros para hacer estadísticas del comportamiento de los usuarios en este sitios web y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí | OK